Climatizador evaporativo vs Aire Acondicionado

Llegados a estas fechas el calor empieza a hacerse notar, y visto el interés suscitado por los climatizadores evaporativos queremos explicaros la diferencia entre los climatizadores evaporativos y los aires acondicionados. Porque aunque algunos modelos puedan ser físicamente muy parecidos, su funcionamiento, consumo y resultados son totalmente diferentes.

climatizador evaporativo

¿Que es un climatizador evaporativo?

El climatizador evaporativo consta de un ventilador (de ahí que en ocasiones se les conozca como ventiladores evaporativos), un depósito de agua y un elemento que facilita que se evapore el agua, normalmente unas almohadillas porosas que absorben el agua y permiten que después se evapore  al colocarlas frente al flujo de aire.

climatizador evaporativo
Foto: breezair.com

Se trata de una evaporación adiabática, es decir un enfriamiento por evaporación del agua en el aire, lo que conlleva que la temperatura seca disminuye mientras aumenta la humedad. Ahí reside su principal diferencia con el aire acondicionado y el porqué de sus limitaciones de uso.

Los más conocidos son los portátiles, pero también existen los climatizadores evaporativos fijos, que incluyen una unidad exterior y una interior comunicadas, una opción muy interesante para instalaciones industriales, comerciales o lugares donde es preferible evitar el aire acondicionado, como guarderías infantiles.

climatizador evaporativo
Foto: bioaire.es

5 ventajas de los climatizadores evaporativos

  • Menor coste de adquisición: dependiendo de los modelos, marcas y potencias pueden ser de un 25% a u 50% más económicos
  • Menor consumo energético: El consumo de un climatizador evaporativo portátil para una habitación pequeña es de alrededor de 150 W y un vaso de agua, sin embargo un aire acondicionado portátil para la misma habitación consume de media 1000 W. Es decir que el climatizador evaporativo consume cinco veces menos.
  • Es más natural: se basa en un principio físico básico, lo que implica que no necesita gases refrigerantes como el aire acondicionado.
climatizador evaporativo
Foto: klarstein.com
  • Es más compacto y flexible: No necesita tubos que conecten el interior con el exterior por lo que puede colocarse y moverse con facilidad.
  • Se puede usar en exteriores: de hecho usarlo en exterior, para refrigerar por ejemplo una pequeña terraza o patio es uno de sus usos más interesantes y efectivos (al fin y al cabo sigue el mismo principio físico que las fuentes en los patios andaluces)
climatizador evaporativo
Foto: leroymerlin.es

3 inconvenientes de los  climatizadores evaporativos

  • No se puede usar en interiores cerrados, al contrario que el aire acondicionado. Para que un climatizador evaporativo funcione correctamente debemos mantener el espacio bien ventilado pues de lo contrario el aire interior acabará saturado de humedad, se generarán condensaciones y el aparato  no será capaz de evaporar más agua ni de enfriar dando como resultado un calor más sofocante que el del exterior.
climatizador evaporativo
Foto: klarstein.com
  • Requiere mayor mantenimiento: además del aporte continuado de agua, mayor o menor dependiendo del grado de evaporación, es necesario limpiar frecuentemente el depósito para no generar problemas de salubridad.
  • No sirve para zonas con climas húmedos: el descenso de temperatura para climas con humedades relativas de más del 70% es de menos de 5ºC, lo que supone que para temperaturas veraniegas de más de 30ªC no es útil, ya que la temperatura final que se consigue no es agradable. Por ejemplo, en la costa valenciana, dónde la humedad relativa llega a alcanzar el 85% en verano, no es una solución muy adecuada.
climatizador evaporativo
Foto: climacity.com

 

En conclusión, para los que estéis interesados en este sistema, debéis saber que es una buena opción para refrigerar interiores en climas secos (aquellos que en verano no superen humedades relativas del 70%), así como para refrigerar exteriores y disfrutar del verano y del aire exterior con un mejor confort… Por lo tanto, en esos casos, se trata de opción mucho más atractiva que encerrarse en casa con el aire acondicionado.

Sea como sea, debemos ser muy conscientes de que la necesidad de aparatos de climatización se reduce de forma exponencial en un edificio bien diseñado, correctamente aislado, y que tenga en cuenta orientaciones y vientos dominantes, ofreciendo a un nivel de confort mucho mayor… pero ese es otro asunto del que seguiremos hablando en próximos artículos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *