Tipos de ventanas y su etiqueta de eficiencia energética

En el mercado hay casi tantos tipos de ventanas, como estilos de casa o de personas. Se diferencian por sus dimensiones, el tamaño de las hojas, los materiales con los que están fabricadas, el tipo de apertura, el vidrio o incluso la forma. Sin embargo, una de las principales diferencias entre los distintos tipos de ventanas es su eficiencia energética, una característica fundamental con la que, aún hoy, no se suele contar a la hora de seleccionar una ventana, a pesar de que es uno de los puntales sobre los que se apoya la sostenibilidad.

ventanas eficientes
Foto: seier+seier

Desde las leyes hasta los políticos, pasando por los técnicos, es prácticamente imposible que alguien hable o escriba sobre sostenibilidad sin mencionar la importancia de la eficiencia energética de los edificios. En ocasiones parece que no existe nada más que pueda contribuir a la reducción de la, también tan mencionada, huella de carbono.

La eficiencia energética es tema de actualidad y preocupa y mucho a todos los niveles, por eso es interesante saber, sobre todo a nivel usuario, que existe además de la calificación energética del edificio completo, una etiqueta de calificación energética específica para los distintos tipos de ventanas.

La etiqueta de eficiencia energética de los distintos tipos de ventanas

descripcion_etiqueta_eficiencia_energetica
Foto: ventanaseficientes.com

La etiqueta se divide en tres partes:

  • La primera parte incluye el tipo de ventana, los datos del fabricante y la clasificación de la ventana. La clasificación incluye una letra y una o más estrellas, esto es debido a que se distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano.
  • La segunda parte indica con más detalle la clasificación de invierno y la de verano.
    • La clasificación de invierno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes.
    • La clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia que van desde tres estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.
tipos de ventanas
Foto: seier+seier

Esto se debe a que dependiendo de las características de los distintos tipos de ventana y especialmente del vidrio, esta puede tener un buen comportamiento energético en una época del año y no tan bueno en otra

  • La tercera parte es la ficha técnica de la ventana, esto incluye lo siguiente:
    • Transmitancia Térmica del conjunto de la ventana (w/m2.k).
    • Permeabilidad al Aire de la ventana.
    • Transmitancia Térmica del marco (w/m2.k).
    • Transmitancia Térmica del acristalamiento (w/m2.k).
    • Factor Solar del acristalamiento.

Se trata de una etiqueta de carácter voluntario y las garantías que ofrece son desiguales, ya que si bien los datos técnicos son muy fiables pues proceden del Marcado CE (obligatorio para el fabricante desde febrero de 2010) la clasificación es responsabilidad única del fabricante y se obtiene introduciendo en un programa informático los datos anteriores, con lo que su fiabilidad depende un poco de la seriedad del mismo. El programa informático puede solicitarlo el fabricante en la web www.ventanaseficientes.com

En resumen, se trata de una etiqueta bastante útil, ya que a nivel usuario es muy visual y  fácil de comprender y a nivel técnico incluye, en la tercera parte, datos técnicos procedentes del Marcado CE según los distintos tipos de ventanas

Al final lo importante es saber que también en este sentido hay muchos tipos de ventanas y que gracias a esta etiqueta es más fácil hacer una elección consciente y correcta, ya que de ello dependerá, en parte, la eficiencia energética de nuestro edificio. Preocupémonos de sumar y no restar con nuestras decisiones.

tipos de ventanas
Foto: K.line

Una última recomendación; no hay que olvidar que una ventana con una buena calificación energética ayuda, pero no lo es todo, existen otros muchos factores a considerar, al respecto de los cerramientos, a la hora de mejorar la eficiencia energética de un edificio. Factores tales como la correcta colocación de las ventanas o la utilización de elementos de sombra ( toldos, persianas, voladizos…), en casos de rehabilitación, o el diseño del edificio y la ubicación de sus huecos en función de las orientaciones, en casos de obra nueva son decisivos.

1 Comment

  • Gran artículo!! Yo también aposté por la eficiencia energética en las ventanas.
    Sin duda apostar por ventanas eficientes es una apuesta segura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *