La propuesta “Rubik de Flor” en Temps de Flors 2018

Un año más hemos participado en el festival “Girona, Temps de Flors”, un festival floral en el que diseñadores, floristas, arquitectos, entidades y colaboradores hacen realidad diseños y espacios efímeros en los que las flores son el hilo conductor. Este año hemos creado una pieza muy especial para la Cátedra de Cultura Científica y Comunicación Digital de la Universidad de Girona: Un gran Cubo de Rubik.

Todos conocemos el Cubo de Rubik, el rompecabezas mecánico inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernó Rubik al 1974. Sus seis caras tienen nueve pegatinas de diferentes colores y, en el interior, un ingenioso dispositivo mecánico permite que sus caras giren haciendo cambiar las pegatinas de posición.

El reto usual de este rompecabezas consiste en realizar una sucesión de movimientos para conseguir que las seis caras del cubo muestren un único color, a partir de una posición en la cual las caras muestran pegatinas de diferentes colores. Seguro que alguna vez lo has intentado…

Lo mejor del Cubo de Rubik es que permite enseñar, aprender y disfrutar de conceptos lógicos y matemáticos mediante el juego, de forma que personas de todas las edades se ven atraídas por un mecanismo que siempre genera atracción y sorpresa, sobre todo por la capacidad de muchos entendidos para resolver el rompecabezas en tan sólo unos segundos.

Con nuestra propuesta queremos rendir homenaje al Cubo de Rubik, acercándonos a todos los visitantes de Girona, Temps de Flors, con un gran Cubo de Rubik floral, que por sus dimensiones, color y textura se convierte en un objeto que nos atrae de cerca y se convierte en un elemento paisajístico geométrico que, por contraste, hace destacar la belleza de las texturas orgánicas de su entorno.

Para construirlo, diseñamos la estructura de madera en base al perfil del Cubo de Rúbik y para alojar las esponjas en las que se clavarían las miles de flores utilizadas en el montaje, las cuales, han de durar 10 días en buenas condiciones, algo nada fácil para la flor cortada. Por ello utilizamos Statice, una flor resistente y duradera que nos ha permitido generar la masa de color necesaria para las caras de este singular cubo.

A la vez el cubo ha venido acompañado de actividades donde el público podrá «jugar» con Cubos de Rubik a escala normal, algo que ha sorprendido a los visitantes y los ha invitado a acercarse al juego y las matemáticas sin apenas percatarse. Objetivo cumplido.

Agradecimientos:

  • Este montaje no hubiera sido posible sin la colaboración y el esfuerzo de Floristería Jazmín (Castellón de la Plana). Desde la Cátedra de Cultura Científica y GMG Arquitectos, mil gracias.
  • Gracias a todos los colaboradores que durante horas trabajaron en la construcción del cubo: Laura, Arnau, Josep Lluís, Judit, Anna, Fátima, Anna, Miquel, Silvia,Creu, Blau etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *