Una pintura a la cal que mejora la calidad del aire

Las pinturas ya no son lo que eran, desde hace unos años el mercado esta en la linea de ofrecer pinturas mas saludables. Afortunadamente, hoy podemos encontrar pinturas sin sustancias tóxicas como son los compuestos orgánicos volátiles (COV) o los ftalatos. Pero, ¿y si pudiéramos ir más allá?

Hoy en ECOesMás queremos compartir con vosotros una pintura a la cal que no sólo es ecológica sino que además mejora la calidad del aire que respiramos: Graphenstone. Una pintura que al aplicarla en nuestra casa no sólo no es perjudicial para nuestra salud sino que absorbe el CO2 del aire mejorando la calidad del mismo, siempre manteniendo los principios de economía circular.

pintura a la cal
graphenstone.com

Esta nueva pintura a la cal, que combina tradición y tecnología, da un paso más en la evolución de los materiales de construcción. Y nos deja claro que el mercado esta cambiando para adaptarse a las necesidades de los consumidores, unas necesidades que pasan, cada vez más, por crear interiores saludables para los usuarios y además, respetuosos con el medio ambiente.

pintura a la cal
graphenstone.com

Una pintura a la cal con Grafeno

En la empresa española Graphenstone  han reinventado la tradicional pintura a la cal, añadiéndole fibras de grafeno que le aportan flexibilidad y dureza a la vez que mejoran su rendimiento. De esta forma la pintura absorbe CO2 en su proceso de carbonatación, lo que consigue ambientes interiores más limpios, con una mayor transpirabilidad y con una mejor calidad de aire. Sin olvidar el poder bactericida natural de este tipo de pinturas y su capacidad como repelente de insectos.

pintura a la cal

Pero no sólo se trata de una pintura ecológica, sino de una pintura que ayuda al planeta, ya que “3 botes de 15litros de pintura eliminan el mismo CO2 que un árbol adulto en una año”.

Bajo el lema: “Transforma tu casa en un árbol: ¡Pintando!”, se han propuesto purificar el aire que respiramos y además un reto: Eliminar 14.000 toneladas de CO2. Para ello necesitan pintar 300 millones de metros cuadrados y nos piden ayuda a todos, incluidos particulares y administraciones…

¡Únete al proyecto: Mi casa es un árbol, Mi edificio un jardín y Mi ciudad un bosque!

En definitiva, un material a tener en cuenta, con buenos objetivos y mucho futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *