Aerotermia y bomba de calor: Ventajas e inconvenientes

La bomba de calor de aerotermia se está convirtiendo en una de las opciones más solicitadas a la hora de resolver la instalación de calefacción y climatización de cualquier espacio o vivienda. Un alto nivel de eficiencia y la comodidad de sólo depender del suministro eléctrico, evitando otros suministros continuos o discontinuos como el gas o la biomasa, decantan la balanza hacia este sistema de forma destacable.

¿Pero en qué consisten las bombas de calor aerotérmicas? Para el que no las conoce la explicación sencilla sería que se trata de una bomba de calor convencional (los aires acondicionados inverter de toda la vida), pero con una eficiencia tan alta que se llega a considerar una energía renovable. Además, la aerotermia suele destinarse a calentar agua tanto para consumo (ACS) como para instalaciones de calefacción de baja temperatura, algo que con una bomba de calor convencional no es recomendable por su baja eficiencia.

renovablesdelatlantico.com

Pero veamos de forma resumida las ventajas e inconvenientes de este sistema tan eficiente y demandado.

Las ventajas de la bomba de calor aerotérmica

  1. Eficiencia. Se trata de un sistema de alta eficiencia con lo que el consumo es muy reducido, y el ahorro a largo plazo considerable. El consumo es muy bajo, y aunque el precio del Kw/h eléctrico es alto, la factura mensual para calefacción o climatización se reduce considerablemente respecto al gas.
  2. Comodidad. La bomba de calor se basa en el suministro eléctrico por lo que para disfrutar de la aerotermia (a nivel doméstico) no es necesario contratar suministro de gas, ni estar pendiente de otros suministros como los pellets, en el caso de calderas de biomasa. Esta razón es una de las más fuertes dentro de la toma de decisiones habitual.
  3. Limpieza. Aunque es evidente que requiere mantenimiento, se trata de un sistema que no genera humo, gases o cenizas en el edificio, por lo que evita problemas de evacuación de los gases de combustión propios de otras opciones.

¿Y las desventajas de la aerotermia?

  1. Necesita una unidad exterior. Al igual que las bombas de calor convencionales, las aerotérmicas necesitan una unidad exterior y una interior, con los problemas de espacio y de estética que ello supone, ya que hay muchos casos donde la ubicación de la unidad exterior es compleja si queremos ocultarla.
    bomba de calor-aerotermia-ventajas
    autor: 51% studios architecture
  2. Sólo es óptima si se utiliza para radiación de baja temperatura o calefacción por aire. Su eficiencia es óptima si se utiliza mayoritariamente para calefacción a baja temperatura, ya que la generación de agua caliente a temperaturas convencionales de un sistema de radiadores tradicional, reduce su capacidad de ahorro. Por lo tanto, la mejor opción es utilizarla con suelo radiante o con radiadores de baja temperatura.
    bomba-de-calor-aerotermia-ventajas
    autor: jaga
  3. Consume electricidad. Algo que, en realidad, puede ser una ventaja o una desventaja ¿Por qué? Porque si el origen de esa electricidad es renovable es una gran opción, pero si su origen no lo es, las emisiones de CO2 derivadas de su uso son menores que en otros sistemas pero aún considerables.
  4. En lugares muy fríos requiere medidas auxiliares. La eficiencia de la bomba de calor de aerotermia en lugares muy fríos es menor. Por eso, en aquellos lugares donde es habitual que la temperatura descienda por debajo de 0ºC, el sistema debe incorporar medidas para pretratar el aire con el que trabaja la unidad “exterior” (que no siempre lo es del todo), como pozos canadienses o pequeñas resistencias, para evitar problemas de “escarche” y mantener el sistema en condiciones.
  5. La inversión inicial es alta en comparación con otras opciones del meracado.
  6. La potencia eléctrica a contratar, y por tanto la parte fija del recibo de electricidad,  suele aumentar respecto a un  edificio sin aerotermia.

Después de conocer los problemas y las ventajas ¿Te decidirías por una bomba de calor aerotérmica? Se trata de una gran solución, aunque siempre recomendamos un estudio detallado para que la decisión sea realmente la más adecuada… y no la más previsible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *