Aislamiento térmico ¿Sólo una cuestión de ahorro?

Es evidente que en España la eficiencia energética en la edificación y el aislamiento térmico empieza a valorarse, aunque haya sido a base de imposición normativa. La realidad es que en todo proyecto, venta o alquiler de edificios ha de haber un certificado energético. A pesar de ello, de momento, el reflejo en la calidad real de los edificios es limitada, ya que se ha entendido dicho certificado como un simple trámite y no como lo que es: una fuente de información “como la copa de un pino”.

aislamiento-vivienda-castellon

Pero no es de certificados energéticos ni de eficiencia energética ni de ahorro de lo que quiero hablar… sino de aislamiento térmico y su verdadero potencial como facilitador de confort en cualquier vivienda. Y es que cuando hablo de aislamiento térmico con clientes, compañeros o amigos suele pensarse en él como una herramienta para el ahorro energético y, en definitiva, económico. Pero suele olvidarse que una vivienda correctamente aislada (y os adelanto que no me refiero a que tenga muuuucho aislamiento) ofrece una estabilidad térmica y un bienestar en su interior que se nota… y mucho.

aislamiento-termico-castellon

La diferencia radica en que la vivienda correctamente aislada tiende a estar a una temperatura estable sin grandes saltos térmicos ni diferencias de temperatura entre unas zonas y otras que al final acaban provocando incomodidad. Un aislamiento térmico equilibrado previene esas diferencias de temperatura entre suelos, paredes y techos de un mismo espacio que generan esa habitual sensación de pies fríos, malestar e incluso humedades de condensación.

El aislamiento térmico justo y necesario

Y cuando hablo de un aislamiento térmico equilibrado me refiero a que no se trata de añadir mucho aislamiento , sino de añadirlo donde hace falta y sobretodo, no dejar de ponerlo en puntos clave (que suelen ser olvidados) por donde el intercambio térmico con el exterior no es evidente a primera vista, pero acaba siendo determinante para el confort interior. Además para poder optimizar el aislamiento térmico que se coloca en un edificio es necesario analizar pormenorizadamente su comportamiento y su forma respecto a la radiación solar y los vientos dominantes.

Porque sólo un buen diseño pensando en la radiación solar recibida y la consecuente colocación estratégica de aislante térmico nos asegurará el confort térmico en el interior y “ya de paso” el ahorro energético y económico que, al fin y al cabo, todos buscamos.

aislamiento-corcho-suelo
flickr: simone riccardi

2 Comentarios

  • hola dos preguntitas, la colocacion de aislante en la pared, no genera humedad en la union entre la pared y el aislante?

    el aislante siempre se pone del lado de afuera de la pared, con el reboque de 1 cm exterior, basta para resistir los golpes q pudiera tener la pared?

    les agradesco su respuesta. saludos! desde argentina.

    • Hola Valeria. El aislante por el exterior revestido directamente necesita una malla en el revestimiento para que esté ejecutado correctamente. Este sistema se conoce como SATE (sistema de aislamiento térmico por el exterior) y en España está empezando a tener una gran presencia aunque no la había tenido hasta ahora… Por otro lado esas humedades a las que te refieres en el encuentro de la “pared” y el aislante se producen normalmente en zonas climáticas severas donde la diferencia de temperatura exterior interior es elevada y por ello debe colocarse una barrera de vapor (lámina que evite que la humedad interior entre en contacto con el frío exterior) en la parte interior del cerramiento. Espero haberte ayudado. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *